También existe una comunicación maker

Lo siento, no puedo echar todos los cuentos. La Galicia Maker Faire es inabarcable. ¡Tantas propuestas y cada una de ellas con tanto que verle! Se notó la innovación, el paso más allá al cabo de un año respecto a la primera edición en la Compostela MiniMaker Faire.
La pujanza de un fenómeno que aún muchos no perciben, pero que va a revolucionar nuestras vidas, pues si ahora hay que ir a comprar piezas para reparar o simplemente soñamos objetos posibles, en el futuro cercano tendremos una impresora 3D en muchas casas y hasta los niños harán algunos deberes en 3D con volumen.

img_0146_p
Otra buena noticia es que este fenómeno 3D está lleno de dinamismo y evolución en Galicia donde unos cuantos makers están trabajando en red, en comunidad y crecen unos con otros, cada uno muy consciente de la singularidad de su búsqueda. Porque la Maker es una feria especial, no es de esas que se acostumbran a hacer en las que las empresas se miran a otras con recelo y compiten. La colaboración entre colegas muestra con gran vibración como la sinergia de ideas dispara las posibilidades al infinito.
La investigación de institutos y universidades fue otra de las grandes muestras de innovación. Sin tener el título de físicos, químicos o médicos, sin ni siquiera tener el de bachiller hay chicos que con una RaspBerry, un arduino, una interfaz y muchas ideas están cambiando la vida de su comunidad.
img_0160_p
Mayores que con sus canas blancas han divertido con creces al auditorio y han mostrado la avanzada de los “senior” gallegos, los argalleiros que siempre han desarrollado una enorme capacidad de invención.

 

Y como si esto fuese poco, los robots y drones del año pasado este año han competido porque ya se hacen mayores e incluso desde Portugal vienen a decirnos “¿Qué pasa en España?, ¡¡queremos jugar con vosotros a los robots!!”.

 

La música también fue maker, electrónica y en bits; la comida vino en food trucks, la alegría se expandió con los niños revoloteando por todo el recinto del Pazo de Congresos, resistiéndose a marchar, incluso cuando hubo que desalojar por culpa de Sergio Dalma, ¡¡al final hubo que apagar las luces!!

 

MAKERS Y COMUNICACIÓN

El fenómeno maker establece sinergias entre personas y la colaboración se convierte en un sistema que potencia la obtención de soluciones que de otra forma serían mucho difícil de hallar. La horizontalidad de la información, la apertura a intercambiar experiencias, ideas y proyectos se convierte en un potenciador de la innovación.  Una de las herramientas más importantes en algunas comunidades maker, como la de SpainLabs, son los foros webs que permiten a makers de lugares tan distantes como Chile, Finlandia, Estados Unidos o Tailandia el que se coopere en ideas que van tomando forma a través de los bits.

Este intercambio a escala planetaria es posible por el uso creciente de los foros de discusión técnica, las plataformas de trabajo colaborativo  de ideas, las herramientas de creación de tejido conectado y participativo en los que el software libre juega un papel fundamental.

img_0173_p

Otro de los aspectos destacables de la comunicación maker es la horizontalidad de las relaciones, que dejan de ser rígidamente jerárquicas para fluir de manera orgánica.  En los eventos no hay protocolos ni órdenes rígidos, hay fluir de procesos que dan lugar a una mayor libertad creativa. Esto se convierte en  una filosofía inherente a esta nueva cultura libre en la que el conocimiento compartido es un valor fundamental.